Extradición
Acerca de Extradición

La extradición es el mecanismo mediante el cual un Estado entrega un individuo a otro Estado que lo reclama con el objeto de someterlo a un proceso penal o para la ejecución de una pena.

Puede afirmarse que es la máxima expresión de la cooperación jurídica internacional en materia penal, además de ser una herramienta fundamental dentro del proceso penal.

Los orígenes de la extradición se remontan, según numerosos autores, a la época prerrománica. El primer tratado del que se tiene noticia data del año 1280 a.c., escrito en jeroglíficos y grabado en el templo de Ammon (Karnak, Egipto), y fue celebrado entre Ramsés II de Egipto y Hattusil III (Rey de los Hititas).

Luego de décadas en las cuáles en materia de cooperación jurídica (y especialmente de extradición) lo prioritario eran los intereses del Estado y sus relaciones internacionales, actualmente un punto fundamental que debe analizarse en cualquier requerimiento son los derechos y garantías de la persona reclamada en extradición.

Es importante destacar que en el procedimiento de extradición, administrativo-judicial con tres etapas bien diferenciadas, el Ministerio Público Fiscal representa el interés por la extradición, lo que le otorga un rol fundamental en la cooperación internacional.

La Dirección General de Cooperación Regional e Internacional, posee un área de “Extradiciones”, cuyas funciones son, entre otras:

  • • Brindar asesoramiento a los fiscales y procuradurías en materia de extradición.
  • • Efectuar el seguimiento de todos los procesos de extradición, tanto activos como pasivos.
  • • Ante el requerimiento de los fiscales federales, intervenir en el proceso en cualquier etapa, incluso en los juicios de extradición.
  • • Tener una base de datos con información sobre todos los pedidos de extradición, los dictámenes de la Procuración General de la Nación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y los fallos que se dicten en consecuencia.