Ministerio Público Fiscal Procuración General de la Nación

Cómo fue el trabajo articulado del Ministerio Público en la investigación del crimen de Brian Aguinaco

Como en todos los delitos que no cuentan con un autor identificado (artículo 196 bis del Código Procesal Penal), el Ministerio Público la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº35 quedó a cargo desde el mismo 24 de diciembre de la investigación del caso de Brian Aguinaco, el adolescente de 14 años que murió luego de recibir un disparo en la cabeza cerca de las 14:30, en la esquina del pasaje Robertson y Asamblea, del barrio porteño de Flores. Desde la dependencia del MPF, se coordinó el trabajo de las divisiones Homicidios, Balística e Interpol de la Policía Federal y de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría 38° de esa fuerza de seguridad, que resultaron centrales para dar con ambos imputados.

El equipo encabezado por el fiscal Mahiques advirtió que otros dos robos con armas habían sido cometidos en un radio de 400 metros a la redonda (uno poco antes y otro poco después del que resultó muerto Aguinaco) también por dos hombres a bordo de una motocicleta. Así, trataron de determinar si los tres hechos estaban vinculados. Para ello, se comparó la bala que mató al adolescente con otra secuestrada a pocas cuadras y una pistola hallada por Gendarmería Nacional en las cercanías. Hasta el momento, esa hipótesis de trabajo fue descartada por los resultados de los peritajes. Paralelamente, se solicitó a las empresas de telefonía móvil los registros de las antenas para chequear si los celulares robados se activaron y así tratar de reconstruir los recorridos de fuga.

Dado que uno de los imputados es menor de edad, el expediente ahora tramita ahora ante el titular del Juzgado de Menores N°7, Enrique Velazquez, con intervención de la Fiscalía de Menores N°4, encabezada por Pablo Daniel Aragón.

Los testigos

Dada la trascendencia pública y la sensibilidad del caso, garantizar la seguridad a los testigos requirió un trabajo delicado que incluyó la utilización de vehículos del Ministerio Público para trasladar a algunos de ellos a la Fiscalía. El fiscal Mahiques solicitó a la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC) de la Procuración General de la Nación la contención de los familiares de Brian, cuando el joven aún se encontraba internado, y a la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) la colaboración para facilitar las declaraciones.

Así, hasta el momento, el caso cuenta con los testimonios de la mujer a quien le robaron los acusados antes de realizar el disparo que terminó con la vida de Brian; la madre de ella (con quien circulaba por la vereda en ese momento); el abuelo del joven fallecido, y otras dos personas que presenciaron los hechos.

Los psicólogos Susana Larcamon y Fernando Otondo y los integrantes de DOVIC Florencia Hernando, Camila Magariños fueron los encargados de acompañar a los testigos durante las dos ruedas de reconocimiento (una se realizó ayer y la otra la semana pasada) y de contener a los familiares de Brian Aguinaco durante las declaraciones.