Ministerio Público Fiscal Procuración General de la Nación

Gils Carbó lanzó la Red Territorial en Género en La Plata: “Hay que trabajar en un cambio cultural”

"Esta Red que vamos a capacitar son promotores y promotoras que van a estar en el territorio. Van a estar en los clubes, en las universidades, en los colegios, en las familias, fuera del ámbito judicial. Ayudando a mujeres en situación de violencia a salir de esa sumisión en que se encuentran, de ese padecimiento, para que puedan encontrar el camino de la denuncia. Y sobre todo también para prevenir, que es lo más importante. Para ello hay que trabajar en un cambio cultural", señaló este jueves la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, durante el lanzamiento de la Red Territorial en Género (RE.TE.GER.) en la ciudad de La Plata.

"La propuesta es empoderar a estas víctimas para que puedan detectar las construcciones de género que están basadas en un patrón de dominación, para que puedan detectar esos circuitos de la violencia y encontrar el camino de la liberación a través de la denuncia y también para que se pueda comprender de antemano cuándo una relación empieza a estar asentada en distintas formas de violencia. Por eso, las promotoras y los promotores de género son los agentes del cambio cultural, van a ser los difusores de los derechos humanos de las mujeres para difundir y erradicar la violencia de género contra la mujer y contra cualquier otro colectivo de género", explicó la titular del Ministerio Público Fiscal.

Gils Carbó encabezó el acto en la sede del Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Integró un panel junto a la socióloga Dora Barrancos, directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en representación de las Ciencias Sociales y Humanas, y Estela Díaz, secretaria de Género e Igualdad de Oportundiades de la CTA de los Trabajadores. La coordinación estuvo a cargo de la fiscal federal de La Plata, Ana Miriam Russo. En el final, la procuradora dialogó con Marta, la madre de Johana Ramallo, la joven desaparecida hace más de dos meses en la capital bonaerense, y con familiares de Emilia Uzcamaita Curi, una joven estudiante de Periodismo fallecida durante una fiesta clandestina a principios del año pasado.

La presentación de la RE.TE.GER. se realizó en un aula colmada del edificio Sergio Karakachoff. El recinto fue estrenado para la ocasión: "Tendríamos que reclamar que cuando tenga un nombre sea el de una mujer", propuso la procuradora, tras agradecer a las autoridades de la UNLP por el espacio, a la Fundación Pro Comunidad El Delfín, donde se harán las capacitaciones; al Centro de Acceso a la Justicia (CAJ) de Villa Elvira; y al Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, que intervendrá en las actividades de formación.

La procuradora general puso el acento en la "responsabilidad de los organismos de administración de justicia en el tema de violencia de género". Consideró que "cuando se abordaban las problemáticas de violencia de género con las herramientas tradicionales del derecho, las cosas funcionaban terriblemente mal" y puntualizó: "Todavía nos encontramos con sentencias judiciales que refuerzan los patrones de violencia, jueces que mandan a las mujeres a reconciliarse con el marido, sin atenderlas, o que sugieren que la víctima ha provocado al agresor, justificando la violencia".

En ese sentido, explicó que, por ejemplo, los casos de violencias y amenazas deben analizarse teniendo "a la vista el contexto de género que hay tras esa situación", lo cual va a pemitir elegir los pasos correctos. "Elegir las estrategias adecuadas supone tener presentes las dificultades probatorias, porque son hechos que suceden normalmente en la intimidad, atender al valor que se le tiene que dar a la palabra de la víctima, comprender las dificultades que esta afronta porque está en una situación de riesgo si no denuncia, pero también está en riesgo si denuncia", concluyó.

La procuradora remarcó que la RE.TE.GER. es un "quinto paso" de su gestión en la Procuración General de la Nación para acercar el acceso a la justicia a las personas vulnerables. Recordó al respecto la creación de la Dirección General de Políticas de Género -a cargo de Romina Pzellinsky, quien además tiene la responsabilidad de implentar el plan federal de la nueva Red-, de la Unidad Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), de la Dirección General de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (DOVIC) y las Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (ATAJO).

Gils Carbó recordó que fue en los ATAJO donde nació la idea de implementar la Red Territorial en Género porque "un tercio de las denuncias que se hacen por todos los temas son por problemáticas vinculadas a la violencia de género y el 70 por ciento de quienes llevan los temas son mujeres, luchadoras, que buscan el reconocimiento propio y el de los suyos".

"Las promotororas y promotores van a estar ahí, dando información, siendo guía para que la víctima pueda hacer una denuncia, dando acompañamiento, contención, y sobre todo, empoderando a las víctimas. No sólo se trata de violencia física, sino verbal, psicológica, emocional, institucional, laboral. Y lo van a hacer llevando las herramientas, no sólo jurídicas sino también emocionales", agregó.

La secretaria de Género de la CTA de los Trabajadores, Estela Díaz, expresó la solidaridad con la procuradora general, "porque sufre ataques profundamente injustos que van justamente a minar las posibilidades de que haya verdaderamente acceso a la justicia en Argentina". "Son ataques que tienen intereses económicos, políticos, pero también profundamente atravesados por cuestiones de género, como tanto se ataca en nuestro país y en la región a mujeres líderes en los procesos de transformación social, política, institucional", indicó.

Díaz recordó el caso de Johana Ramallo y señaló: "Las posibilidades de caer en redes de trata, de que el proxenetismo te atrape como víctima y que desaparezca, es una posibilidad creciente cuando se vulneran las condiciones cotidianas de vida".

La socióloga Dora Barrancos definió a Gils Carbó como "la gran jefa" del Ministerio Público Fiscal y la calificó como "resistente y resiliente, como todas las mujeres".

"Es muy conmocionante que el MPF lleve adelante una tarea preventiva. Si las feministas y, en general, todos los grupos afectados por su condición sexual, genérica disidente, espera vencer los valores, las argucias y férulas patriarcales con el Código Penal, estamos listos", dijo.

"Necesitamos argumentar, convencer, crear nueva convicción y, sobre todo, hacer esto que se propone el MPF: una red territorial es fundamental porque es una malla de prevención y puede servir a quienes desean ser amparados en otras y otras circunstancias debidas a la hostilidad, a las agresiones, a la violencia que sufren", consideró.

"Es difícil entrar en los hogares reproductores de estos mandatos tan tremendos, pero sí el Estado puede entrar integralmente en todo el sistema educativo. Ahí es donde está la clave", aseveró.

GALERÍA